TARTA MOUSSE DE CAVA CON FRESAS EN GELATINA DE CAVA


Mi tarta preferida es la de moka que hace mi madre. No hay otra igual... (a ver si la subo al blog de una vez... es que me faltan fotos de algunos pasos y es que hacer las recetas con mi madre es complicado, va a su bola y cuando me descuido ya ha pasado al siguiente paso...)
A lo que iba... que después de la de moka, la tarta mousse de cava es la que más me gusta. La vi en petitchef, pero la mía es más bonita... ;)


INGREDIENTES:
Base:
- 1 plancha de bizcocho
- Cava (1/2 benjamín)
Mousse:
- 1 botella de cava 
- 200 gr de azúcar
- 500 gr de nata para montar
- 4 hojas de gelatina
Gelatina con fresas:
- 250 gr de cava (1 benjamín y parte del otro)
- 200 gr de agua
- 200 gr de azúcar
- 10 hojas de gelatina
- Fresas 



PREPARACIÓN:

En Mercadona venden bases para tartas. Vienen 3 planchas. Yo congelo las otras dos que no voy a utilizar, por separado, para otro día. También se puede poner bizcochos de soletilla... 

- Lo que hago primero es adaptarla al molde desmontable que voy a usar, recortando lo que me sobra



- Ponemos en un cazo la mitad de uno de los benjamines de cava ( un benjamín son unos 200 ml y la botella normal de cava, unos 750 ml). La otra mitad la vamos a usar más tarde. Dejamos que hierva y que reduzca un poco, que parezca almíbar




- Con una brocha, empapamos bien el bizcocho con la reducción de cava


- Ponemos 4 hojas de gelatina en un poco de agua fría y dejamos que se hidraten



- Ponemos a cocer en un cazo la botella grande de cava con 200 gr de azúcar, primero a fuego fuerte hasta que empiece a hervir y luego bajamos a fuego medio hasta que se reduzca a la mitad


 

- Dejamos que se enfríe un poco

- Añadimos las hojas de gelatina hidratadas, sin el agua y batimos con unas varillas. Dejamos templar





- Mientras, preparamos la nata montada. (En la thermomix, con la mariposa, velocidad 3 1/2, sin tiempo, vigilando para que no termine siendo mantequilla. Ya sabéis que para que monte bien, tiene que estar muy, muy fría, y mínimo 35% de materia grasa. Ojo porque a veces se queda dentro del brik la parte grasa, si es necesario hay que abrir el brik entero y sacarlo con una cuchara). Con la batidora y unas varillas también se monta muy bien.




- Cuando haya templado el almíbar de cava, lo mezclamos con mucho cuidado, con movimientos envolventes, para que no se baje la nata




- Lo echamos sobre el bizcocho y lo metemos un rato en la nevera para que se cuaje


- Mientras hidratamos las otras 10 hojas de gelatina en un poco de agua



- Vamos lavando las fresas y las cortamos por la mitad o en láminas



- Sacamos de la nevera el molde, que ya habrá cuajado un poco y colocamos las fresas con cuidado



- En un cazo ponemos el benjamín de cava que queda, con la parte del otro que sobró, unos 250 ml, junto con 200 gr de agua y 200 gr de azúcar. Primero que hierva y luego bajamos a fuego medio, durante un par de minutos




- Cuando haya templado un poco, escurrimos la gelatina y lo batimos con unas varillas



- Dejamos que se enfríe un poco, batiendo de vez en cuando, pero tampoco podría enfriarse demasiado porque entonces se cuajaría...

- IMPORTANTE: Echamos un poco sobre las fresas para que se fije a la tarta y lo metemos unos minutos a la nevera. Si lo echamos todo de golpe, las fresas subirían a la superficie. Cuando haya cuajado la primera capa, ya podemos echar el resto del almíbar, que tape completamente la superficie y no sobresalgan las fresas... yo no lo echo todo porque las fresas las pongo laminadas y no sobresalen mucho...



- Antes de desmoldar, con un cuchillo, pasarlo con cuidado por los bordes, para separar la tarta del molde y luego abrirlo con cuidado




 Sí, la verdad es que tiene muchos pasos, pero no es difícil... y está tan rica... y es tan bonita... da pena comerla, la verdad...